Blog

Perros para consumo esperan la muerte hacinados en jaulas de metal y alimentados con basura.

Click HERE for English.

Haga clic AQUÍ para leer el artículo en coreano: 쓰레기 음식 먹고 도축 기다리는…철장 속 식용견들

9 de agosto de 2016, un programa de televisión coreano llamado La cámara profunda” (밀착카메라) narraba el caso de personas que iban de vacaciones en verano con sus mascotas. Al día siguiente, la historia que se narraba era otra que a menudo los coreanos tratan de ignorar porque les incomoda y hace sentir muy mal. Se hablaba de los perros que su propia sociedad ha etiquetado “perros para carne”.

El programa informaba que, más allá de si comer carne de perro es correcto o incorrecto, hay definitivamente problemas con el comercio de carne de perro, desde la cría hasta la matanza.

Según el reportero, cuando llegó a la granja de perros para consumo humano, los canes, asustados por pasos desconocidos, comenzaron a ladrar. Vio a una perra madre cubierta de heridas necrosadas alimentando a sus cachorros, y a otro perro, atado, mostrando reiteradas conductas de ansiedad. El alimento que daban a los perros consistía en restos de comida podrida infestada de gusanos.

En otra granja de perros vio bolsas de plástico con partes de órganos irreconocibles y media cabeza de perro pudriéndose dentro del comedero donde los perros se alimentaban. Los desechos se encontraban en estado de total descomposición, de color oscuro y emanando hedor, pero los perros con hambre no tenían otra opción que comerlos.
¿Por qué no alimentan a los animales con comida normal para perros? Le preguntó el periodista al granjero. “Porque necesitan comer ‘Jjambap’ – restos de comida podrida -, es lo que hace que la carne tenga sabor mejor”, respondió el agricultor. “La gente no compra perros alimentados con comida para perros”.

La granja se encontraba sucia; las condiciones sanitarias del lugar eran desastrosas. Cadáveres de perros flotando en los recipientes del agua para beber, al tiempo que los desperdicios viejos, la piel y sangre de la matanza estaban esparcidos por todo el matadero. Se notaba que la granja llevaba mucho tiempo sin recibir ningún tipo de limpieza.

Los expertos advierten que la carne de perros criados en este tipo de ambiente es dañina para la salud humana. El veterinario Bo-Young Myeong, de Veterinarios para la Asociación de Animales Abandonados, confirmó que la presencia de desperdicios de matanza, plomo, metales pesados y bacterias en la alimentación de los perros puede causar enfermedades a los consumidores.

El reportero comprobó que la afirmación de que hay una raza específica de perro para consumo es muy distinta de la realidad. Lo que vio en las granjas eran animales de todo tipo, algunos de pura raza− a los que le habían practicado cirugía para eliminarles las cuerdas vocales y que apenas se los oyera ladrar−, cachorros meneando la cola, perros enfermos descartados de los criaderos de perros de raza y también mascotas que se perdieron de su familia y terminan en los mataderos.
La ley de protección animal que prohíbe la matanza de un animal frente a otros de su misma especie no se cumplía. También el granjero de perros le explica al reportero cómo los mata: para perros grandes usa un martillo porque no mueren fácilmente al ser electrocutados. De modo que la ley que prohíbe cualquier método cruel para sacrificarlos tampoco se cumple.

El consumo de carne de perro NO ES LEGAL en Corea del Sur. Sin embargo, la mayoría de los coreanos muestran profunda indiferencia tanto a la ley como a los principios morales y no hacen nada para acabar con el comercio de carne de perro, argumentando que no hay leyes que lo prohíban. Esto es sólo una excusa para permitir que ese negocio de carne siga operando, por miedo a molestar a los productores y a los consumidores de perro.
Según puede verse en este informe, el horrendo comercio de esta carne continúa y los perros siguen sufriendo enormemente. Cada año, estos animales son brutalmente torturados y comidos como si se tratara de un alimento completamente legal, y así seguirá ocurriendo hasta que las leyes se cumplan.

what-you-can-do

Leave a Reply